En enero de 2020, Isagenix otorgó una subvención de un año a Un Futuro Mejor. Un Futuro Mejor brinda apoyo a Refugio Mazatlán y Mi Futuro, que son hogares para niños desfavorecidos. Refugio Mazatlán atiende a niños de secundaria y preparatoria. Mi Futuro es para niños y niñas de hogares existentes que desean aprender una habilidad después de la escuela secundaria, como un título universitario o un oficio.

La subvención se destinará al costo de lograr los siguientes objetivos en cada una de las viviendas:

  • Enseñar a los niños y sus familias, y al personal a vivir de manera más saludable a través de la alimentación y el ejercicio.

  • Brindar comidas y refrigerios saludables a los niños y al personal cuando están en los hogares.

  • Asegurarse de que los niños participen en actividades extra curriculares saludables y viajes que incluyan ejercicio y alimentos saludables cuando sea posible.